“Todo el sector del cereal tiene que innovar para seguir siendo rentable y sostenible”

Todo el sector del cereal debe implicarse a fondo en la innovación para seguir siendo rentable, sostenible, y producir alimentos de calidad a una población creciente. Esta es una de las conclusiones de la jornada Innovación en Cereal que han organizado ASAJA, UPA, Cooperativas Agro-alimentarias de España y ANOVE-GESLIVE en el Ministerio de Agricultura.

Estas instituciones han puesto en valor el convenio firmado recientemente sobre reempleo de granos para siembra, que, según han destacado, aportará “transparencia y mayor calidad y rendimiento de los granos al sector de cereales”.

La jornada, inaugurada por el secretario general de Agricultura y Alimentación, Carlos Cabanas, ha contado con diversos ponentes que han explicado los retos que tiene el sector cerealista a nivel internacional, europeo y español, que tiene el principal reto de seguir produciendo este alimento básico para una población mundial en continuo crecimiento.

Durante la jornada se presentó la iniciativa que ya existe en Reino Unido, similar al convenio firmado por estas organizaciones en el mes de julio, en la que apuestan por la unidad de todos los actores implicados para conseguir un sector fuerte y preparado para superar los nuevos retos que se nos plantean cada día.

Los expertos del Copa-Cogeca, Pedro Gallardo, vicepresidente de Cereales, y Thor Gunnar, presidente de Semillas, destacaron que las técnicas de mejora genética son fundamentales y son la herramienta por la que debe apostar la UE para dar soluciones a los efectos del cambio climático. El ciudadano europeo debe ser consciente que la innovación hace que tenga alimentos en su nevera todo el año.

La jornada finalizó con una mesa redonda moderada por Silvia Capdevila, Subdirectora General de Cultivos Herbáceos e Industriales y Aceite de Oliva, en la que participaron Juan Sánchez Brunete de ASAJA, Juan Ignacio Senovilla de UPA, Agustín Herrero de Cooperativas Agro-alimentarias de España y Antonio Villaroel de ANOVE. Todos remarcaron la importancia del convenio que no obliga a nada más de lo que ya recoge la normativa.

Agustín Herrero destacó que el sector del cereal tiene retos importantes, y para alcanzarlos las claves son la investigación y la innovación. Asimismo, señaló que un mayor uso de semilla certificada va a mejorar la rentabilidad de las explotaciones.

Sánchez Brunete afirmó que hay que explicar bien el convenio para que los agricultores entiendan que es beneficioso para avanzar en innovación.

Nacho Senovilla afirmó que una buena semilla es fundamental para obtener buena cosecha, y que  el reto de los agricultores es que tenemos que producir más y más barato para asegurar la rentabilidad de las explotaciones.

Por su parte, Antonio Villarroel remarcó que este acuerdo es un modelo sostenible de colaboración entre agricultores, cooperativas y obtentores para avanzar en la innovación. Puntualizando que la mejora genética no es nada más que la esencia de la agricultura.

 

El Ministerio tiene claro cuál es el problema del sector cerealista: Avanzar mucho en calidad

“Hay mucho camino por recorrer” en la calidad de las variedades que se cultivan en España, según ha subrayado Fernando Miranda, Director general de Producciones y Mercados Agrarios del Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente (Mapama) durante la presentación de las jornadas de la Asociación Española de Técnicos Cerealistas (AETC), que se celebrarán en Valladolid el 7 y el 8 de noviembre.

Miranda insistió de que es crucial informar al agricultor sobre qué variedad siembra y para qué, ya que de esta forma se cumplirá el objetivo de que siga las recomendaciones varietales y dirija su producción a las demandas del mercado.

Antonio Catón, Vicepresidente de la AETC,  declaró a la prensa que hace falta avanzar mucho aún en el primer escalafón de la producción, en el cultivo, a través de la utilización de semilla certificada.

“Y es que no es lo mismo la calidad del trigo destinado a la fabricación de pan que la que debe ir a la industria de la cerveza o de piensos. En cualquier caso, si desde el campo se empieza utilizando una buena semilla, la genética siempre será un valor añadido”.

Tanto el  Ministerio como la AETC han coincidido en que calidad y tecnología deben aplicarse al cultivo del cereal como a la industria.