Acondicionar el grano, una opción que también sale rentable

La normativa comunitaria y española dedica especial atención a  la denominada ‘exención agrícola’, que permite a los agricultores el reempleo de grano de variedades protegidas para la siembra en la propia explotación.

Esta exención es del todo lícita siempre que se efectúe a título individual, y siempre que proceda de un origen legal: de una anterior compra de semilla certificada por el propio agricultor.

El Convenio Marco sobre Reempleo de Grano para Siembra suscrito en junio de 2017 fija un baremo unificado de remuneración por esta reutilización de grano.

De esta manera, se simplifica el pago de estas retribuciones por parte del agricultor, que son de 12 euros por tonelada de grano acondicionado cuando el agricultor use los servicios de un acondicionador.

Al mismo tiempo, se establecen diferentes cantidades en función de los rendimientos medios de la comarca, cuando el agricultor recurra a una organización agraria u otra entidad gestora de la PAC que haya suscrito un convenio de colaboración con Geslive.

Una excepción a este régimen está en la figura del pequeño agricultor, que está exento de la contribución económica por reempleo.

Para delimitar qué agricultor puede ser considerado ‘pequeño agricultor’ el convenio fija una superficie máxima de tierra arable, determinada en función de los rendimientos medios comarcales en que se ubique la explotación.

De este modo, se establecen cuatro tipos de explotaciones o zonas:

Zona A
Secano de rendimientos medios comarcales menores o igual a 2.200 kilos por hectárea: 60 hectáreas de tierra arable declaradas en la PAC.

Zona B
Secano de rendimientos medios comarcales entre 2.200 y 3.200 kilos por hectárea: 40 hectáreas de tierra arable declaradas en la PAC.

Zona C
Secano de rendimientos medios comarcales de 3.200 kilos o más por hectárea: 20 hectáreas de tierra arable declaradas en la PAC.

Zona D
Regadío: 10 hectáreas de tierra arable declaradas en la PAC.

En el caso de que la explotación de un agricultor se halle situada en comarcas con diferentes rendimientos medios, se aplica un índice de ponderación, que es de valor 1 en la superficie A, de 1,5 en la superficie B, de 3 en la superficie C y de 6 en la superficie D.

El Convenio Marco establece que corresponderá al agricultor la obligación de demostrar, bien mediante la solicitud de la PAC o de cualquier otro documento que así lo acredite, el cumplimiento de los requisitos establecidos para su consideración como ‘pequeño agricultor’ a estos efectos.

Carlos Álvarez, Director General de Limagrain Ibérica: “Seguridad alimentaria y respeto al medio ambiente están ligados a ciencia y tecnología”

Carlos Álvarez es Director General de Limagrain Ibérica y pudo atendernos durante las jornadas Genvce celebradas en Navarra el pasado mes de mayo.

Entrando en materia, lo primero que Álvarez quiso destacar fue la calidad en la producción que llega al agricultor cuando escoge una semilla certificada; siendo la mejora genética, muy avanzada en los últimos años, la causante de este adelanto significativo.

Además de la garantía ya mencionada para el agricultor en lo que a producción y calidad se refiere, el Director General de Limagrain Ibérica puso en valor lo que supone la semilla certificada como vía de retorno para las empresas obtentoras por su labor de investigación y creación de nuevas variedades, además de para las administraciones que también ejercen su tarea de control. De esta manera, se cierra el círculo para que en un futuro siga llegando la tecnología al agricultor que asegure el suministro de alimento para una población creciente.

Otro factor importante que Carlos Álvarez quiso destacar es la trazabilidad que asegura la utilización de semilla certificada: “En esta tendencia muy razonable que se sigue actualmente, ‘de la granja a la mesa’,  de conocer el origen de lo que comemos, el primer eslabón debe ser la semilla”.

Para acabar, quiso hacer un alegato a favor de la tecnología como gran adalid de la seguridad alimentaria y del respeto al medioambiente.

Aquí tenéis la entrevista completa:

 

 

 

GENVCE 2017: La semilla certificada vuelve a lucirse

Los días 24 y 25 de mayo tuvieron lugar en Orcoyen, Navarra, las V Jornadas de transferencia e innovación en cultivos extensivos de invierno. Un escaparate inmejorable para la transmisión de investigación y desarrollo que aportan las nuevas variedades de cereal; y por supuesto, en ellas no podía faltar la Semilla certificada.

Técnicos de ANOVE presentaron a los agricultores la estación “Evolución de las variedades desde los años de los 60 hasta la actualidad”

Varios autobuses con agricultores se fletaron desde diversos lugares de España para facilitar el desplazamiento de éstos a Navarra. Por la carpa de semilla certificada, situada al principio del recorrido, pasaron infinidad de agricultores (se calcula que hubo una asistencia de entre 2.500 y 3.000 entre los dos días). Los grupos recorrieron la estación que nuestros técnicos habían preparado “Evolución de las variedades desde los años de los 60 hasta la actualidad”.

Además, el stand de semilla certificada contaba con material gráfico donde se explicaban los beneficios del uso de la semilla certificada y ejes de nuestra campaña: ahorro, rentabilidad, trazabilidad, rendimiento y calidad

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Por el stand pasó mucha gente, pero queremos destacar la visita de Isabel Elizalde Arretxea, Consejera de Desarrollo Rural, Medio Ambiente y Administración Local del Gobierno de Navarra.

La Consejera de Desarrollo Rural, Medio Ambiente y Administración Local, junto a Esther Esteban, Subdirectora General de Medios de Producción Agrícolas y Oficina Española de Variedades Vegetales y Elena Sáenz, Directora de ANOVE

Como en otras ocasiones, acabamos con un vídeo- making of  con lo más destacado de la jornada.

 

¡Seguiremos informando!

Esteban García Romero, Director del IRIAF: “Apoyamos la Semilla certificada por nuestro propio ADN: la experimentación y la investigación”

Seguimos con la serie de artículos para el blog sobre el punto de vista de la Administración con respecto a la Semilla certificada.

Del IRIAF (Instituto Regional de Investigación y Desarrollo Agroalimentario y Forestal) dependen los centros de investigación de Castilla La Mancha dedicados a trasmitir conocimiento  dirigido a los sectores agrícola, ganadero, forestal, medioambiental, cinegético, de la acuicultura y de la pesca fluvial. Estos puntos de desarrollo suponen una herramienta crucial para los profesionales: las iniciativas para trasmitir todo esa experimentación existen para plantear soluciones a los nuevos retos retos que exige el mercado.

Esteban García Romero, su director, pudo atendernos durante las jornadas de GENVCE. García Romero, destacó la rentabilidad que supone para el agricultor la utilización de semilla certificada, y recalcó el apoyo que desde el IRIAF muestran al uso de ésta.

También pudimos charlar con él sobre la relación con las empresas obtentoras, de la que destacó la fluidez que aporta la Red GENVCE para la presentación de las nuevas variedades que salen al mercado, siempre con el sello que calidad e independencia que les caracteriza.

¡Gracias!

Habla la Administración: Esther Esteban, Subdirectora General de Medios de Producción Agrícolas y Oficina Española de Variedades Vegetales, pone en alza la Semilla certificada

Con Esther Esteban pudimos charlar durante las jornadas de Genvce en Albadalejito. Esther es Subdirectora General de Medios de Producción Agrícolas y Oficina Española de Variedades Vegetales, y por tanto una voz cualificada de la Administración de la que nos interesa especialmente conocer sus puntos de vista sobre la semilla certificada. La Administración juega un rol fundamental, por ejemplo, en aspectos tan cruciales como el registro de la variedad o la certificación de la semilla durante el proceso de producción.

Esther Esteban, en la charla, asegura que “desde la Oficina Española de Variedades Vegetales se pone en valor el uso de semilla certificada ya que ésta representa una garantía para el agricultor”. Las razones están claras: “Supone una reducción de riesgos para la cosecha, garantiza la limpieza de ésta en cuanto a lo que enfermedades se refiere y además, es más rentable. Además incorpora la última innovación en cuanto a la creación de variedades”.

Esther nos habla también de inversión y rentabilidad: “El mensaje que debe calar en el agricultor  es que esa inversión que realiza en semilla certificada supone una retorno inmediato ya que le permite a éste garantizar su cosecha”.

Por último pone en alza Genvce como “un conjunto de profesionales que trabajan durante todo el año en una red de centros a lo largo de toda la geografía nacional donde se investiga y ensayan todas las nuevas variedades que se han registrado en la Oficina Española de Variedades Vegetales y, que permite, en función de los resultados, aconsejar a los agricultores qué variedad se adapta mejor a su zona”

En el próximo capítulo de nuestras charlas sobre semilla certificada seguiremos con el punto de vista de la administración sobre la semilla del rendimiento y las distintas acciones que se están llevando a cabo para el fomento de ésta.

¡Gracias a todos!

La reducción del suelo para cultivo: una realidad y un desafío

Los datos son claros: según la ONU, si seguimos con el actual ritmo de crecimiento de la población mundial, en 2050 seremos 9.600 millones de personas viviendo en este planeta. Este nivel de densidad demográfica prácticamente reduciría a la mitad la superficie cultivable en una relación hectárea por persona:

2

3

Teniendo en cuenta estos datos, la solución para la agricultura del futuro pasa por aumentar los rendimientos del suelo con una semilla de mejor calidad y más rentable. La Semilla certificada es la única que puede garantizarlo. Otro factor importante de cara a valorar lo que aporta una semilla certificada de calidad se encuentra en la dependencia de las exportaciones. Como indica Gonzaga H. Zaballos, miembro de la sección  de cereal de Anove, debemos tender a ser menos dependientes de éstas para, así, tener más control sobre los precios del mercado.

Gonzaga también incide en lo que para él es el factor clave: “Todo pasa por obtener más rendimiento del suelo y el factor clave para ello es la genética”.

Por supuesto también hablamos con él de trazabilidad. Con unos requisitos cada vez más severos dirigidos a una mayor seguridad alimentaria , conocer el origen de lo que tenemos en nuestra explotación resulta un factor decisivo.

Por supuesto, pronto seguiremos con nuestras charlas sobre Semilla certificada. ¡Hasta la próxima!

La reducción del suelo para cultivo: una realidad y un desafío

Los datos son claros: según la ONU, si seguimos con el actual ritmo de crecimiento de la población mundial, en 2050 seremos 9.600 millones de personas viviendo en este planeta. Este nivel de densidad demográfica prácticamente reduciría a la mitad la superficie cultivable en una relación hectárea por persona:

2

3

Teniendo en cuenta estos datos, la solución para la agricultura del futuro pasa por aumentar los rendimientos del suelo con una semilla de mejor calidad y más rentable. La Semilla certificada es la única que puede garantizarlo. Otro factor importante de cara a valorar lo que aporta una semilla certificada de calidad se encuentra en la dependencia de las exportaciones. Como indica Gonzaga H. Zaballos, miembro de la sección  de cereal de Anove, debemos tender a ser menos dependientes de éstas para, así, tener más control sobre los precios del mercado.

Gonzaga también incide en lo que para él es el factor clave: “Todo pasa por obtener más rendimiento del suelo y el factor clave para ello es la genética”.

Por supuesto también hablamos con él de trazabilidad. Con unos requisitos cada vez más severos dirigidos a una mayor seguridad alimentaria , conocer el origen de lo que tenemos en nuestra explotación resulta un factor decisivo.

Por supuesto, pronto seguiremos con nuestras charlas sobre Semilla certificada. ¡Hasta la próxima!

Emmanuel Peille, Presidente de la Sección de cereal de Anove:”El 90% de los agricultores que vienen a las jornadas seguro que repetirán el año que viene”

Con Emmanuel Peille, Presidente de la sección de cereal de Anove y por tanto buen conocedor de los valores de la semilla certificada, tuvimos nuestra segunda charla de la serie que iniciamos la semana pasada sobre la semilla del rendimiento y la rentabilidad.

Emmanuel nos explica de forma clara cómo, en el caso de las empresas obtentoras, el royalty recibido del agricultor automáticamente revierte en investigación para la creación de nuevas variedades. También tuvimos ocasión de charlar con él sobre trazabilidad y compartir sus impresiones sobre las jornadas, un marco inigualable para establecer un hilo directo con el agricultor y compartir sus inquietudes.

 

Siempre nos gusta recordar que la semilla certificada es la única que asegura un buen rendimiento y la calidad de la cosecha.

que es una semilla certificada

Nada más por ahora. ¡Hasta la próxima!