El sector respalda el convenio sobre el acondicionamiento de grano y la certificada

Los agricultores son los primeros interesados en utilizar para la siembra la mejor semilla. La búsqueda de la mayor producción, y la consiguiente rentabilidad, pone a la semilla certificada en el primer puesto de salida. La siguiente opción es el acondicionamiento del propio grano, con el abono del pago que establece la ley. Productores, técnicos y responsables de cooperativas, además de otros agentes implicados acreditan que ambas son las mejores opciones. Casi las dos únicas en la práctica.

“Siembro al 100% semilla certificada”, repite varias veces en defensa de su manera de gestionar los campos Félix Asensio del Teso, agricultor en Toro (Zamora). “Cebada, triticale, veza, trigo… todo lo que siembro es certificado”, insiste. “Si compras semilla certificada sí te crees que es pura”, afirma tajante Diego Hernández, que además de la explotación Agrícola Llorente gestiona la seleccionadora Semilla Esgueva en Valladolid. No tiene dudas. Y confía en las cualidades de lo que siembra si tiene la pureza genética acreditada.

Respecto a la diferencia en los costes respecto a utilizar semilla o grano acondicionado, el agricultor de San Llorente (Valladolid) Santiago Bombín señala que  “no es muy importante entre la R2 que compramos y el reempleo de grano”. Una cantidad de dinero “que es muy pequeña, teniendo en cuenta que el gasto importante se realiza en abonar y tratar los cultivos”.

“Está demostrado que el escalón más productivo es el R2. A partir de R3 la genética decae mucho, sobre todo en relación con los rendimientos. La semilla R2 es mucho más productiva haciendo exactamente lo mismo. Tanto como la R1, solo que esta le resulta mucho más cara al agricultor. Esta última solo es recomendable para quien desee hacer su propia R2”, asegura Urbano Blanco, de Agropal.

“Hay que utilizar semilla buena”, razona Tomás Feliz, de Aldeaseca de Arévalo (Ávila). “La nascencia es más homogénea. El fallo que pueda tener es mínimo. Y con menos dosis de siembra nace bien, así que ahorras con la semilla certificada”, concluye.

Otros contenidos relacionados:

Laureano García: “Los obtentores hacen un seguimiento total de lo que van a vender”


Jorge Ignacio Andrés: “La garantía es que no hay malas hierbas y que da más sanidad”


Alberto Carreño: “Jamás usaría mi propio grano como semilla”


Honorato Calleja: “Viene libre de virus y es más resistente a los hongos, por la genética”


Ventura Caballero: “Conocer el origen de la semilla y su trazabilidad es muy importante”


Roberto López: “Los royalties y beneficios hacen posible que las marcas sigan mejorando las variedades”


José Antonio Lozano: “Entre la nuevas variedades siempre hay alguna que se adapta bien a mi tierra”


José Crespo: “El agricultor confía mucho más cada día en la semilla certificada”


Armando Caballero: “La semilla certificada permite que no haya mezcolanza de variedades”


José Miguel Domínguez: “La semilla se deteriora si sigues utilizándola; por eso me gusta la certificada”


Tomás Feliz: “La investigación es fundamental: las variedades de antes ya no se siembran”


José Vidal Adalia: “Cuando compro semilla siempre es R1, que me ofrece más garantía”


Félix Asensio del Teso: “Siempre siembro semilla certificada al 100%”


Diego Hernández: “Si compras semilla certificada sí te crees que es pura”


Santiago Bombín: “El campo está más limpio cuando usamos semilla certificada”


Amadeo Jiménez: “La semilla certificada es la mejor opción para cereal de regadío”


Urbano Blanco: “La R2 es la mejor opción para el agricultor y otros países lo han visto antes que nosotros”


 

“El campo está más limpio cuando usamos semilla certificada”

La semilla certificada siempre vale la pena. “Se nota en un mayor rendimiento y en que la semilla viene más limpia, sin malas hierbas”. Así lo señala el agricultor de San Llorente (Valladolid) Santiago Bombín, que siembra semilla certificada y la alterna con el reempleo de grano “aproximadamente cada dos años, en función de cómo se comporte la variedad”. “El campo está más limpio cuando usamos certificada”, reitera.

Además, la diferencia de precio “no es muy importante entre la R2 que compramos y el reempleo de grano”. Una cantidad de dinero “que es muy pequeña, teniendo en cuenta que el gasto importante se realiza en abonar y tratar los cultivos”.

A la hora de adquirir la semilla “nos inclinamos por las variedades que se dan bien en la zona”, el páramo cercano a Peñafiel. En ocasiones se trata de variedades probadas en campos de ensayo del entorno, o que se multiplican para distribuidores de la comarca. “Son las que nos dan más confianza porque sabemos que se van a comportar mejor en nuestro suelo y con nuestro clima”.

Y es que “no es tan interesante una variedad que haya tenido un comportamiento excelente, por ejemplo, en Francia”. O las que han dado un buen resultado en regadío, que darán un resultado limitado, sobre todo si hablamos de un año de pocas lluvias o inexistentes, como el pasado.

Santiago tiene la ventaja de contar con buenos distribuidores en la zona, “que me ofrecen lo que me interesa a mí, y no lo que les interesa vender a ellos”. En muchas ocasiones, además, “ellos mismos las han probado y saben perfectamente cómo pueden comportarse en mi suelo”, recalca.

 

Jesús Angel Carpintero, agricultor: “Con la semilla certificada tengo la seguridad de un producto garantizado”

A Jesús Angel Carpintero le dan seguridad los controles que se realizan sobre la semilla certificada: ” Yo lo que espero de esa semilla es pureza varietal para que la producción cumpla unos parámetros de calidad. Además, espero que cumpla con las características fenológicas que me aporte esa variedad: precocidad de espigado, maduración, menos tratamientos y algo muy importante: ausencia de enfermedades”.

Todas estas expectativas se cumplen en el caso de la semilla certificada porque “hay un proceso de calidad, análisis y controles  que garantizan que eso es así”

Y es que es la Administración (Ministerio o CCAA)  la que garantiza que todo esto es así. El sistema de certificación garantiza su origen y por tanto su trazabilidad, su homogeneidad, su pureza varietal o su capacidad de germinación, entre otros aspectos.

 

Para acabar, Jesus Angel quiso recalcar la importancia de la semilla, eje de esta campaña. “Tenemos que mejorar la semilla, cuidarla para lograr un producto de más calidad, que es, al final, lo que el consumidor nos va a demandar a todos los miembros de esta cadena”. Y es que, como bien dice él: “La semilla de hoy es el fruto del mañana”

“Entre la nuevas variedades siempre hay alguna que se adapta bien a mi tierra”

José Antonio Lozano es un convencido de la semilla certificada. En la práctica totalidad de sus sementeras recurre siempre a ella. Las siembra de veza, centeno, guisante y otros cultivos son con certificada. En trigo y cebada alterna un año con otro R1 para después acondicionar el grano y reutilizarlo la próxima campaña para la siembra. “Es la semilla que viene mejor preparada”, enfatiza Lozano.

Este agricultor abulense trabaja 90 hectáreas en Palacios de Goda y gestiona otras 30 de su padre y su tío. También pone colza, patata y remolacha. Tiene secano y regadío. Es de los que procura mantener las fincas libres de malas hierbas. “Recoger una cosecha limpia depende mucho de cómo sea el agricultor”, advierte.

“Con la certificada es mejor la nascencia y da más producción, aunque también influye cómo venga el tiempo…”, señala. Para elegir qué variedades de cereal pondrá se deja asesorar por los técnicos en los que confía. Luego son los resultados los que le hacen seguir con la misma variedad o variar a otra con mejores perspectivas. Cuando un experto le dice que cambie siempre hace, al menos, un ensayo. “Las nuevas variedades son importantes. Y me gusta probar”, desvela con orgullo.

La misma filosofía de trabajo, marcada por el interés y el propósito de mejorar siempre, es la que le hace estar al día de los nuevos avances que trae consigo la investigación de los obtentores de semilla. Y es consciente de que esa pequeña cantidad económica que aporta al comprar certificada o al acondicionar grano sirve para que esos trabajos sigan adelante y lleguen a buen fin.

Las nuevas variedades permiten que Lozano elija aquellas que son más adecuadas para los terrenos de Palacios de Goda. “Las hay que se adaptan mejor a mi tierra. Algunas prosperan más que otras en la parcela. La que pruebo y me va bien la apunto para ponerla el próximo año”, asegura.

Buena acogida de la primera jornada para el fomento del uso de semilla certificada de 2017 celebrada en Tauste

El pasado jueves 11 de mayo tuvo lugar en Tauste, Aragón, la primera jornada para el fomento del uso de semilla certificada de esta campaña. Con una buena asistencia por parte de los agricultores de la zona, contamos con la presencia de autoridades: el Consejero de Desarrollo Rural y Sostenibilidad del Gobierno de Aragón, Joaquín Olona, la Primera Teniente de Alcalde de Tauste, Patricia Ejea, además del Presidente del Grupo Arento Pedro Naudín. Los tres compartieron mesa junto a Elena Sáenz, Directora de ANOVE y Serafín Sebastián, Director Comercial Arento Servicios.

Joaquín Olona, Consejero de Desarrollo Rural y Sostenibilidad del Gobierno de Aragón

Joaquín Olona, pudo antendernos antes de comenzar la jornada y destacó a la semilla certificada “como instrumento de mejora de la sanidad vegetal” además de señalar “que el uso de semilla certificada, además de mejorar la renta por hectárea del agricultor, también colabora en el incremento de su rendimiento económico”.

En los siguientes podcast podéis escuchar las reflexiones en detalle que realizó para nosotros el consejero:

Olona, semilla certificada y mejora renta

Olona, certificación contribuye sanidad vegetal

De izquierda a derecha: Elena Saenz, Joaquín Olona, Pedro Naudín y Serafín Sebastián

 

Además de Olona, Elena Sáenz y Pedro Naudín dieron la bienvenida a los asistentes, resaltando los valores de la semilla certificada y que forman los pilares de nuestra campaña: ahorro, rentabilidad, trazabilidad, rendimiento y calidad. El lema de la semilla certificada, “Recoges lo que siembras”, siempre estuvo presente en las distintas intervenciones como recurso para apoyar los argumentos de los intervinientes.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 

Tras los mensajes de bienvenida, Elena Sáenz, presentó el nuevo vídeo producido ex profeso para la campaña de este año.

Nuestro spot trata de dar voz a los distintos agentes que intervienen el proceso de producción de la semilla: Administración, obtentor, multiplicador y agricultor, intentando en este caso dar protagonismo a los de la zona de Aragón. Todo bajo un único eje creativo: La importancia de la semilla.  ¡Esperemos que os guste!

Posteriormente, fue el turno de Serafín Sebastián, Director Comercial Arento Servicios, que realizó su presentación “Semilla certificada: La importancia de la semilla” de la que os destacamos algunas diapositivas:

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Tras esta presentación y una mesa redonda en la que se trataron los temas ya hablados anteriormente y relacionados con la semilla certificada, se contestaron cuestiones de los presentes.

Posteriormente, nos desplazamos a los campos de ensayo que el Grupo Arento había preparado para la jornada. Las cuatro estaciones fueron las siguientes:

  • “La semilla, eje de innovación” y ” El registro de variedades”, presentadas por Luis fuentes y Javier Álvarez respectivamente, técnicos de ANOVE.
  • “El programa de obtención” y “La resistencia a enfermedades”, introducidas por los técnicos del Grupo Arento.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

A la vuelta del campo sólo quedaba la comida: ¡caldereta para todos!

 

Y aquí tenemos el vídeo-making of de la jornada:

No queremos dejar de agradecer al Grupo Arento su colaboración en la organización. Nos hemos sentido como en casa.

¡Hasta la próxima!

 

El royalty de la Semilla certificada: una inversión de futuro

Hoy queremos volver a hablar de rendimiento y de rentabilidad. Siempre es bueno incidir en estos mensajes cuando hablamos de semilla certificada, ya que a veces resulta difícil a pesar de las evidencias que estos mensajes calen. A pesar de ello, y como demuestran los cuadros que os mostramos, en periodos de diez años está probado el retorno en forma de beneficio de la utilización de una semilla garantizada a más de seis euros por cada euro invertido. 3

Además, suponiendo que el agricultor cambie de variedad cada cinco años, el rendimiento en Kilos por hectárea de su cosecha se va incrementando exponencialmente.

6

Las conclusión parece clara: El uso de semilla certificada es rentable, tanto económicamente como en rendimiento para la cosecha.

En esta charla, Fernando Plaza, otro miembro de la sección de cereal de ANOVE,  pone en valor el royalty como elemento de valor para el agricultor, el creciente papel de la administración, y la importancia de la divulgación de los valores de la semilla de la calidad.

La semilla certificada: sobresaliente en rendimiento

Hoy vamos a hablar de producción y rendimiento, de cómo la utilización de semilla certificada y el pago del royalty correspondiente revierten automáticamente en investigación de nuevas variedades que traen como consecuencia un aumento en la producción y, por tanto, de la rentabilidad.

cuadro rentabilidad semilla certificada

Y es que la creación de nuevas variedades tiene unos objetivos claros, que pasan por optimizar los cultivos, la resistencia a las nuevas enfermedades y racionalizar el uso de los distintos inputs de intervienen en los procesos.

objetivos de la creacion nuevas variedades

Seguiremos mostrando más información sobre rendimientos, inversión o sostenibilidad; hablando con los expertos y mostrando cómo la Semilla certificada resulta la mejor elección para una agricultura moderna y rentable.

¡Gracias!

La semilla certificada: sobresaliente en rendimiento

Hoy vamos a hablar de producción y rendimiento, de cómo la utilización de semilla certificada y el pago del royalty correspondiente revierten automáticamente en investigación de nuevas variedades que traen como consecuencia un aumento en la producción y, por tanto, de la rentabilidad.

cuadro rentabilidad semilla certificada

Y es que la creación de nuevas variedades tiene unos objetivos claros, que pasan por optimizar los cultivos, la resistencia a las nuevas enfermedades y racionalizar el uso de los distintos inputs de intervienen en los procesos.

objetivos de la creacion nuevas variedades

Seguiremos mostrando más información sobre rendimientos, inversión o sostenibilidad; hablando con los expertos y mostrando cómo la Semilla certificada resulta la mejor elección para una agricultura moderna y rentable.

¡Gracias!