Pedro Barato: “Asaja quiere potenciar el suministro de semillas de alta calidad entre los agricultores”

Pedro Barato, presidente de Asaja, nació en Ciudad Real, donde dirige su explotación agrícola y ganadera. Es licenciado en Derecho y también preside la Organización Interprofesional del Aceite de Oliva Español y la Confederación Nacional Española de Cultivadores de Remolacha y Caña Azucarera. Lidera, asimismo, la Federación Española de Autónomos, CEAT, y es presidente de la Comisión de Seguridad Social de CEOE y miembro del Comité Ejecutivo y de la Junta Directiva nacional.

-La representatividad de Asaja en España es grande. ¿Puede resumirnos cuántos asociados son, qué actividad económica suponen, qué significa su labor en la economía del país y en la conservación del medio ambiente y el desarrollo rural?

-Asaja es la mayor organización profesional agraria de España con más de 200.000 afiliados que trabajan en las explotaciones agrarias de forma directa, bien sea como propietarios, arrendatarios o miembros de familias que colaboran en las actividades de la explotación. 

La actividad económica generada por  los productores agrarios españoles asciende a  46.800 millones de euros, en 2016. Si a eso sumamos la aportación de la industria podemos concluir que el sector agroalimentario maneja unas cifras de negocio que superan los 110.000 millones de euros. La industria agroalimentaria es la primera industria en España, y es líder en exportaciones con productos tan emblemáticos como el aceite de oliva, las frutas y hortalizas, el vino y la carne de porcino.

Pero con ser importante la contribución del sector agroalimentario al PIB (más del 10%) no es menos importante su papel en el mantenimiento del medio rural y en la conservación del entorno natural y del medio ambiente.

-Han suscrito el convenio de acondicionamiento de grano suscrito con Geslive. ¿Por qué? ¿Qué le aportan al agricultor este convenio y el uso de semilla certificada?

-Asaja es la primera vez que suscribe este convenio (aunque otras organizaciones como Cooperativas Agro-alimentarias llevan ya varios años en esto) y lo hace porque quiere potenciar el suministro de semillas de alta calidad entre los agricultores, impulsando un sistema que garantice la competitividad del sector agrícola mediante la innovación la mejora y la renovación varietal.

El uso de semilla certificada aporta, sin duda, múltiples beneficios para el agricultor en cuanto a mejora de los rendimientos, mayor adaptabilidad a las condiciones climáticas, etc.

-¿En qué consiste la colaboración? ¿Cuál es la importancia de este acuerdo?

-Entre los objetivos del convenio está mejorar el conocimiento de los agricultores sobre las ventajas que aportan las nuevas variedades vegetales, la promoción del uso de semilla certificada, mejorar la trazabilidad de la semilla utilizada por los agricultores y facilitar a los agricultores la información necesaria sobre el pago de royalties, incluidas las excepciones de pago, y el cumplimiento de las obligaciones derivadas del reempleo de grano para siembra de variedades protegidas.

-Hay agricultores a los que le parece caro el canon que se les cobra.  ¿Con qué argumentos justifica usted este pago?

-El argumento fundamental que justifica este pago es el cumplimiento de la ley y con este convenio se ha tenido en cuenta la reglamentación comunitaria y española que regula los derechos de los obtentores, así como  las excepciones de pago de royalties para los pequeños productores.

El convenio incluye un anejo con las variedades que en ese momento se encuentran protegidas y a las que afecta de forma directa el mismo. Hay que decir  que se ha reducido a la mitad el royalty medio por la utilización de semillas de variedades protegidas (novedosas), se han tenido en cuenta los rendimientos potenciales de las tierras de cultivo para que aquellas que lo tienen más bajo contribuyan en menor cuantía.

Aun así aquellos productores que no estén de acuerdo con el pago del canon que les corresponda siempre pueden optar por la siembra de variedades que no estén protegidas, en cuyo caso no han de pagar  royalties.

-El ahorro por la tarifa única y la ampliación de los modos de declarar el acondicionamiento de grano son ventajas claras…

-La reducción del royalty a la mitad para las variedades protegidas es ya una clara ventaja. Por otra parte, el agricultor cuenta con dos vías para realizar la aportación. Además, parte de esa recaudación se destina a fondos de formación y de ensayos para contrastar la calidad de las semillas en su comportamiento en suelos españoles.

-¿Cómo difunden entre sus asociados la conveniencia del uso de la semilla certificada? ¿Y que la investigación aporta en los rendimientos y rentabilidad de todos?

-Las acciones de promoción de la semilla certificada se encuentran contempladas en el Convenio a través del Fondo de Investigación Local Cogestionado, un fondo que se crea con el 30% del valor recaudado y que tiene como uno de sus objetivos llevar a cabo planes de formación y difusión directa a los agricultores sobre la importancia de la investigación y renovación varietal (mediante la creación de campos de ensayo en las zonas productoras donde lo demanden los productores)   así como del correcto uso de la semilla de calidad con el objeto de mantener la competitividad futura de la agricultura española.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *